Arábica, el libro del café...

Inicio >> Arábica

Expocafé, premian a los expertos

Visita el siguiente enlace para leer el artículo original (se requiere estar suscrito para accederlo): buenamesa/articulo/233709.


El siguiente texto es una copia del artículo:

Pedro Manuel Gómez, del Café Martinique, de Guadalajara; Alfonso Prado, del Café Sito; y Enrique Vargas, del Daylight, de la Ciudad de México, fueron los tres primeros lugares de la Primera Competencia Mexicana de Baristas, en la Expocafé 2002, que se realizó del 26 al 28 de septiembre en el World Trade Center, de la Ciudad de México.

León Fascovich, del Giornale Café; Carlos Delgado, del Café Etrusca; y Guillermo Madero, de la Vaca Cuadrada, obtuvieron del cuarto al sexto lugar, respectivamente.

El jurado estuvo integrado por Arturo Hernández Fujigaki, presidente de Etrusca Café; Leah Soenke Rouna, de Estados Unidos y Sonia Grant, de Islandia, especialistas ambas en café.

Grant resaltó en que la competencia fue un éxito. Destacó el valor agregado para los baristas de contar con un café mexicano de calidad, con el que pueden conseguir sabores espectaculares.

“Un barista es un profesional; un artista que desarrolla su propio estilo pero respeta la técnica. Es quien conoce al cliente, así que en sus manos está conservarlo y tenerlo satisfecho”.

La competencia despertó el interés de casi 50 baristas, pero sólo 19 de ellos fueron seleccionados para la competencia.

El concurso se dividió en varias rondas. Los baristas desfilaron ataviados acorde a su profesión, con los ingredientes elegidos para sus bebidas y con la presión de contar únicamente con 45 minutos para ejecutar su exhibición.

El concurso se dividió en tres etapas, de 15 minutos cada una. La primera fue de alistamiento de la máquina y las herramientas de trabajo; en segundo lugar vino la preparación de tres expresos, tres capuchinos y tres bebidas de especialidad. Finalmente, debieron la máquina en perfectas condiciones para el siguiente participante.

“Los jueces calificamos la técnica del barista, el sabor y la presentación de las bebidas, la limpieza de las máquinas y su propia exposición. Lo hacemos conforme a las reglas internacionales porque es importante que las aprendan; así tendrán la capacidad de aplicarlas en sus barras de café, para preparar bebidas con calidad y elevar la demanda en el mercado”, dijo Hernández Fujigaki.

En el rubro de las bebidas especiales, brilló la variedad de creaciones con frutas como chicozapote, coco, plátano; así como jarabes de naranja, avellana y cereza.