Aikido

Inicio >> Aikido

Reseña del Aikido

Historia y descripción

La palabra aikido se compone de tres caracteres (o kanji):

  • (ai), que puede traducirse como “armonía”,
  • (ki), equivalente a espíritu o a la energía interior, y
  • (dô), camino.
Así, Aikido puede entenderse como el camino del espíritu en armonía o para desarrollar un espíritu en armonía.

El Aikido fue desarrollado en Japón por Morihei Ueshiba (1883–1969), también conocido como “O Sensei” (Gran Maestro).

Principios básicos del Aikido

El objetivo primordial del Aikido radica en desarrollar un espíritu armonioso y se apoya en cinco principios básicos:

  1. La no-resistencia. Principio que busca mantener el orden natural de las cosas por medio del movimiento natural.
  2. La integración de fuerzas opuestas. Permite que la técnica se ejecute sin daño al redirigir la fuerza atacante. La integración de fuerzas no debe confundirse con oposición.
  3. El relajamiento muscular. Se logra por medio de una respiración armoniosa y sin esfuerzo.
  4. La concentración. Actitud mental particular que permite reaccionar rápida y espontáneamente ante un conflicto.
  5. La proyección del Ki. El Ki es la energía vital de todo ser. Proyectar el Ki es aprender a dirigir y controlar nuestra energía en cada acción de la existencia.

Como puede apreciarse, el Aikido es bueno para la mente, el cuerpo y el corazón.

“Aiki es la expresión de la auténtica Verdad.
Si alguien te ataca coléricamente, concíliate con tus sonrisas.
Éste es el verdadero Aikido”.

Morihei Ueshiba