La religión Cristiana

Inicio >> Religión Cristiana >> Los Credos

El Credo Apostólico

Este Credo (también conocido como Credo de los Apóstoles), se denomina así por la leyenda de que los doce apóstoles se reunieron poco después de la muerte de Jesús y compusieron el credo, contribuyendo cada uno de ellos con una oración. En realidad, se originó en Roma en el tercer cuarto del siglo II. Nunca fue adoptado por la Iglesia del Este, pero ha sido ampliamente aceptado por ambas, la Iglesia Católica y Protestante (que todavía la utilizan en ceremonias de Bautizo y oficios públicos), como la afirmación más sencilla de la esencia de la Fe Cristiana. En su forma expandida, ahora actual, va como sigue:

Creo en Dios el Padre Todopoderoso,
creador del Cielo y de la Tierra.
Creo en Jesucristo, su único Hijo
nuestro Señor, que fue concebido
por obra del Espíritu Santo;
nació de María Virgen,
padeció bajo Poncio Pilatos;
fue crucificado, muerto y sepultado;
descendió a los infiernos;
al tercer día resucitó
de entre los muertos,
subió a los Cielos,
está sentado a la derecha de Dios
el Padre Todopoderoso;
vendrá a juzgar
a los vivos y a los muertos.
Creo en el Espíritu Santo,
la Santa Iglesia Católica,
la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección del cuerpo,
la vida eterna.

I believe in God the Father almighty,
maker of heaven and earth,
and in Jesus Christ his only Son,
our Lord who was conceived
by the Holy Ghost,
born of the Virgin Mary,
suffered under Pontius Pilate,
was crucified, died, and was buried.
He descended into hell,
the third day he rose again
from the dead,
ascended into heaven,
sits at the right hand of God
the Father almighty,
whence he is to come to judge
the living and the dead.
I believe in the Holy Spirit,
the holy Catholic Church,
the communion of saints,
the forgiveness of sins,
the resurrection of the body,
the life eternal.